Érase un vez, una niña, no tan niña que se llamaba Lady Gaga y lucía una caperuza roja…

…pero no era la única; modelos, actrices y cantantes también se apuntaron a las capuchas, y cuanto más extravagantes mejor.

Gwen Stefani de No Doubt luce una curios capucha-chaleco escocesa durante una actuación en el Rockefeller Center de Nueva York, el pasado septiembre.

La culpa de este inicio de cuento, la tiene nuestra siguiente protagonista, Jordana Terk, diseñadora web y quien nos ha servido de inspiración para este artículo sobre capuchas; la segunda entrega de nuestra semana dedicada al sombrero y sus primas hermanas, las gorras y viseras.

Jordana viste una vesrión de la trenca clásica o duffle coat de paño, bolso vintage, botines de Acne y vestido de Alexander Wang.

La capucha rematada en pelo, característica de las parcas, se convierte en la compañera perfecta contra el frío. Kate Eringer, compradora, viste un modelo de Woolrich con falda de Alexander Wang, botas de Rag and Bone, collar firmado por Dominic Jones y bolso de Balenciaga.

Hillary Swank también se apunta a esta versión para combatir los rodajes de invierno.

La capucha deportiva, propia de sudaderas y prendas ligeras, es la preferida por la modelo Daisy Lowe (derecha) y por los diseñadores más vanguardistas (abajo).

Arriba, tres propuesta para la primavera que viene. A la izquierda,  el desfle de Josefin Strid, presentado en Estocolmo el pasado agosto. A su derecha, una modelo durante el pase del dúo indio-danés formado por Peachoo Datwani and Roy Krejber. Por último, parte de  la colección de la firma sueca Filippa K.

Cerramos con dos capuchas muy especiales. A la izquierda, una de nuestras preferidas; la capucha que Gaultier presentó en su colección para el verano 2012, que nace desde el cuello y conviete a la modelo en una diva de la época dorada del cine.

A la derecha, una versión sport y underground de Whyred durante la pasada Mercedes-Benz Stockholm Fashion Week.