Hoy le hacemos un homenaje a la trenca, una prenda colegial con mucha historia y que ha conseguido traspasar la barrera de la edad para convertirse en una de las prendas de abrigo preferidas por diseñadores, famosos, cantantes como Kylie Minogue, actrices como Rachel McAdams o guapos oficiales como Luis Medina.

La cantante Taylor Swift no se separa de sus trencas; las luce en distintos colores y largos.

Pippa Middleton camina por el barrio londinense de South Kensington con una trenca corta en verde militar que le sienta como un guante. Nos encanta el detalle de las hebilla en cuero.

La trenca de “de toda la vida” es de origen belga, concretamente de la ciudad de Duffle, donde se elaboraba el paño de lana con el que se confeccionada. De ahí que franceses e ingleses la llamen “duffle coat”, término que ya vemos escrito en revistas y editoriales.

Esta temporada son muchos los diseñadores que la han incluido en sus desfiles, entre ellos, Juanjo Oliva, Temperley, Alexander Wang en su línea Wang A, Howell o Iceberg.

Nuestra protagonista de street style se llama Patricia, trabaja en marketing y luce una trenca camel de Sessùn, bufanda de Gap y guantes con lunares comprados en Benasque.

La actriz Michelle Williams prefiere la versión corta y la actriz Rachel Bilson apuesta por un modelo en capa.

Se dice que en 1890 el inglés John Partridge comenzó a producirla bajo su marca. Y aunque en el siglo XIII ya existía una prenda de abrigo similar, conocida como esclavina, la trenca que conocemos hoy en día se la debemos en parte a la Marina Real Británica, cuyos soldados la vistieron durante la Primera Guerra Mundial y al General Montgomery que la vistió durante el famosos Desembarco de Normandía en la Segunda.

La actriz Rachel McAdams y la cantante y diseñadora Gwen Stefanni apuestan por la versión larga y en tono oscuro del duffle coat.

La trenca ha ido evolucionando pero algunas de sus características principales siguen siendo:

  • El corte recto, amplio y el largo tres cuartos.
  • La confección en paño de lana.
  • La falta de cuello.
  • La capucha.
  • Los colores tradicionales son el camel, azul marino y le negro.
  • Los botones están confeccionados con cuerdas y botones alargados , normalmente de madera.
  • El tejido “duffle” confeccionado con lana y que suele ser ligeramente rugoso.
  • Los bolsillos frontales cuadrados y con solapa.

La versión más clásica, en azul marino y tres cuartos se la hemos visto lucir a la actriz norteamericana Rachel Bilson, a la presentadora británica Alexa Chung, a la pelirroja de moda Jessica Chastain, que la combina con leopardo y a la también intérprete Emma Stone, de la que hemos analizado su estilo street style recientemente.

Tres modelos en camel; a la izquierda la actriz Rose McGowan paseando por Beverly Hills; en el centro la presentadora, dj y modelo Zara Martin durante la London Fashion Week; y a la derecha la cantante australiana Kylie Minogue con top de rayas, falda plisada y botas.

Dos versiones muy atrevidas en morado y berenjena, vestidas por Alexa Chung y la actriz Christina Ricci.

Luis Medina luce un duffle coat en tejido acolchado para pasear a su perro por las calles de Madrid.

Otras versiones masculinas; la del actor Nicolas Cage, el cantante Liam Gallagher, tras un concierto de Primal Scream y la del protagonista de El Mentalista, Simon Baker paseando por París.