Llega La Semana de la Moda de Milán y  sus calles se llenan de color y el optimismo. Si Nueva York nos mostró los looks de street style más urbanos, Londres los más underground, Milán nos da una lección de optimismo y cómo lucir color todo el año.

En la mayoría de los looks el color es una constante, ya sea como un pequeño toque que ilumina el estilismo o como una huida total del negro y blanco.

 

Tres estampados locos llevados en forma de minivestidos. En el centro, Anna Dello Russo, la omnipresente editora del Vogue Japón, con un modelo arlequinado.

Estas tres invitadas a la semana milanesa apuestan también por el color pero combinando prendas monocromo y el azul como base del estilismo.

Tres formas de lucir abrigos e introducir un toque de color.

En los extremos, la estilista Michela Meni, quien elige en el primero de los looks, un abrigo, jersey y falda vintage, zapatos de Zara y bolos de Céline.

En el centro, la blogger Valentina Siragusa luce un vestido y abrigo de Blumarine y zapatos de Natalia Vodianova.

Como en otras semanas de la moda, durante estos días también hemos descubierto varias fashionistas que nos han llamado especialmente la atención.

La primera, Kristina Bazan, quien nos ha enamorado con su mono de Guess combinando con bolso y chaqueta de Roberto Cavalli.

Y la segunda, Kate Davidson Hudson, con dos propuestas que rompen con la estética milanesa y se acercan más a la sobriedad británica.

Cerramos este repaso con una selección de complementos. Arriba dos tacones muy originales y abajo, tres toques de color en forma de bolso de Chanel, botas amarillas y anillo azul.